Tras escuchar rugir a Mut

Tras el taller que celebramos el pasado sábado sigue en mi el vibrar de la energía de aquel encuentro.
Cada vez que nos acercamos a las potencias de los dioses, nos encontramos con el rostro mismo y único de la Divinidad. Es posible que en otros trabajos nos quedemos atascados en el ritual como si éste fuese la cosa en si, pero gracias a la danza y a la experiencia a través del cuerpo la conexión con el espíritu es irrefutable, imborrable y absolutamente placentera.
El sábado compartimos distintas posturas de Mut, profundizamos en el sincretismo con otras diosas para llegar a comprender su esencia.
Mut es la Batalla, la Victoria y La Paz. Es el lugar en el que el poder descansa y quien da a luz a la acción en el presente.
Mut hace comprender a su consorte Amón, el Poder mismo, que es en Ella en quien debe confiar, a quien debe entregarse en Amor para engendrar juntos a Kons, el Guerrero, el que "lo tiene que hacer".
Durante toda esta luna seguiremos el trabajo con esta diosa y hoy en la meditación ha venido su oración a mi corazón:
Cabalga en mi Sagre
Ruge en mi Ombligo
Brillante Mut en todas tus formas
Cabalga en mi Sagre
Ruge en mi Ombligo
Habita mi cuerpo en la Batalla
Cabalga en mi Sagre
Ruge en mi Ombligo
Dirígeme a la Gran Victoria 
Cabalga en mi Sagre
Ruge en mi Ombligo
Qué reine tu Paz en el eterno Istante

Escribir comentario

Comentarios: 0